Últimos días

Estoy pasando por mis últimos días de la facultad, están siendo bastantes divertidos y a la vez complicados, no me estaría aplicando lo suficiente.

Estoy en un punto muy extraño, pues a veces me siento enferma y con ganas de tirar la toalla, otras estoy súper entusiasmada de lo que vendrá y existen esos días, donde creo que no sé nada y no estoy preparada para ello.

En estos meses me enfrente a mi misma y a mis miedos, cosa muy complicada, difícil de digerir. Todavía tengo por rendir 6 finales, difíciles o fáciles… son finales. Lo que implica un reto demasiado turbulento para mi persona. Tal vez a vos no te pase o quizás te paso. Pero para mí siempre es una batalla gigante. Sí, yo tampoco entiendo porqué me cuesta tanto. Bueno, tal vez si… pero siempre trato de superar ese miedo. Hoy me siento más segura, pero hace varios años atrás, era una cosa de no detenerse, llorar durante horas y desistir en el ir a rendir. El miedo me detuvo demasiado, más de lo que quisiera, hasta incluso hizo que la mayoría de mis relaciones se vuelvan un tanto raras para mi, en vez de haber una confianza plena, desbarranco en una vergüenza segura y llanto a flor de piel.

Como me hubiese gustado ser más valiente, esa es mi frase cabecera cada que se acerca esta parte del año. Como dicen los hubiera ya no existen, hay que dedicarse a vivir el hoy y salir adelante lo mejor que se pueda. Al final somos el resultado de las decisiones que tomamos ayer o hace un par de minutos.

Creo que entradas como estas las escribo casi siempre en esta etapa del año. Espero ya para el siguiente estar escribiendo de lo maravilloso y genial que es trabajar de lo que me gusta y que encima me paguen por ello. O quizás pensar en hacer algún postgrado o quizás hablar de algún cambio impresionante en mi vida. De lo que estoy segura, es que aquí no me voy a quedar más. Que voy a continuar para seguir con este sueño loco que me cargue al hombro por esta época en el 2009 y que se complementa con uno genial que estoy armando con alguien más y espero concluir.

En fin, reflexiono en el hecho de ya dejar de mirar para atrás y creer que la misma fórmula que funciono en el siglo pasado, seguirá funcionando en este. La vida se reinventa cada día y es nuestro deber estar a la vanguardia de todo lo que sucede a nuestro alrededor.
 “Va a ser una buena odontóloga, ya vas a ver” la profe que pone todas las fichas en mi.
 VOY A SER UNA BUENA ODONTOLOGA.

ucYdjOj4KS6WOTo73uxeMqXJePhw_eLNlYhkMN6E4Gs.jpg

 
0
Kudos
 
0
Kudos

Now read this

Feliz día

Feliz día, a los que ya lo son y a los que nos falta, pero tuvimos el placer de elegir una profesión maravillosa…! El de ser Odontologo!! Creo que no hay nada mas lindo que amar lo que uno hace y bendecir con ello a los demás… Una... Continue →