Introspección

Estoy llegando a esa parte que jamas pensé que iba a llegar. Estoy muy cerquita de algo que jamas pensé que iba a hacer, los nervios siempre están presentes, la ansiedad discurre por todo mi cuerpo. La emoción se siente patente y casi la puedo palpar.

Cada logro a través de los años realmente fue un dolor muy grande, batallas muy duras, que sinceramente no pensé pasar, siempre me creí lo suficientemente preparada para TODO, pero la vida real es totalmente diferente.

Me equivoque mil y una veces, me deje en el suelo un millón mas. Algunos días fueron extremadamente difíciles, otros fueron fáciles y sin complicarse demasiado. Nunca busque alguien que me entienda, porque quizás es difícil de entender.

Siempre tuve todo, lo mejor de lo mejor, según mi criterio, nada me falto jamas, las cosas en casa siempre fueron relativamente bien. Pero nunca me sentí cómoda conmigo misma, siempre viví detrás de una mascara, detrás de un seudónimo, así como me conocen. Si ahora estas leyendo esto, no soy realmente lo que crees que soy.

En realidad nadie me conoce, nadie sabe nada a cerca de mi o muy pocas personas saben. Y en estos últimos años quise explorar mas a cerca de lo quien realmente soy, y es horrendo tener que conocerse, porque tus emociones ya no son sólo emociones, tus pensamientos no son sólo situaciones mentales. Entendés en cierto punto por qué pensás y te sentís de esa manera, en lo posible tratas de controlarlo, tratas de aprender a quererte, que creo es una de las cosas mas difíciles de la vida del ser humano.

Escuche a muchos predicadores hablar a cerca de Jesús y sus dos mandamientos súper importantes, uno es amar a Dios con todo lo que piensas, con todo lo que eres y todo lo que vales; y el otro amar a tu prójimo como a ti mismo. Se pone horrenda esa parte cuando la persona que sos, no es tan querible que digamos, el proceso es súper engorroso o por lo menos para mi.

Conocerse es un proceso doloroso pero revelador y súper importante, te enseña a entender los porqués de tus comportamientos y a controlarlos, que es lo mas importante, te enseña a pedir perdón y dar gracias. Podes ver en perspectiva la vida de otras personas y sobre todo tu vida. Pero aun así, sigue siendo un proceso de aprendizaje continuo, no termina mas.

Creo que no hay regalo mas valioso que la sabiduría de los años y los consejeros múltiples que te puede dar la vida, para entender un poco más de qué se trata todo esto. De el por qué existir y por qué seguir con el juego. No dudes en pedir ayuda a cerca de tus dolores internos, de esos que a veces no presentan síntomas físicos pero duelen en el pecho de una manera incomprendida. No te dejes, no te rindas contigo.

c77519c80a3cf5d98050b98756ac167a.jpg

 
0
Kudos
 
0
Kudos

Now read this

Cumpleaños

Como no esperarte, un año mas pasa… un cumpleaños mas en mi vida un año menos para esperar morir. No me siento como solía hacerlo antes, cuando esperaba mi cumpleaños… ahora es como mas tedioso, feo… debe ser porque estoy lejos de mi... Continue →